Seguidores

lunes, diciembre 09, 2013

Locura






Creer que pisas desnudo la playa abandonada
y ser observado por cientos de transeúntes en un bullicioso
centro comercial.

Notar que la mesa donde escribes está apoyada sobre cuatro tortugas 
que se desplazan por la habitación, como sonámbulas.

Escribir unos versos sobre la espalda despojada y fría de un cadáver
que te encontraste en los baños de un bar.

Frotarte los dientes con lo primero que tengas a mano.

Pedir ayuda al Cristo, arrodillado, sollozando,
pero sin mirarle a los ojos -siempre tristes como los tuyos-.

Preferir la niebla y la noche,
la soledad,
el libro de reclamaciones.

Subir a los nidos,
pasarte los polluelos de una mano a otra
con la boca repleta de plumas.

Reír ante el espanto.

Espantarte dentro de un abrazo.










6 comentarios:

Pitt Tristán dijo...

¡Joder, maimarzgz! ¡Inquietante!
Y, a la vez, francamente auténtico y poderoso.
Me ha gustado, me ha gustado mucho.
Un abrazo.

mimarzgz dijo...

Muchas gracias Pitt. Un abrazo,

marikosan dijo...

Me da miedo que yo hago alguna de esas cosas....

mimarzgz dijo...

Espero que no sea lo de los polluelos....jeje
Un honor tenerte por aquí.

marikosan dijo...

El honor es siempre mío al leerte, aunque no comente mucho pq hay veces que me dejas sin palabras y pensando buen rato.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Terriblemente magnífico.