Seguidores

jueves, enero 29, 2015

Reflexión de Antón Chéjov




Antón Chéjov



“El hombre vulgar espera lo bueno y lo malo del exterior, el hombre que piensa lo espera de sí mismo”.


Antón Chéjov

Cómo nos ve Forges a los españoles












Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es de todo punto necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera
Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.
Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.
Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.  
Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre.
Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.
Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.
Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado  natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.
- Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente
basura.
- Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.
- Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
- Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.
- Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.
- Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.
- Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.
- Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.
- Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.
- Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.
- Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo.
  
ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)


sábado, enero 24, 2015

La donación última





Al término de un banquete que le había dado el rey, todo el mundo vino a ofrecer presentes a Krishna. A uno que le traía dinero, le dijo:
-Serás siempre rico y tendrás mucho dinero.
A quien el ofrecía una esclava le dijo:
-Tendrás muchas esclavas.
Se presentó un hombre pobre, acompañado de una vaca de leche que éste tomó. Hizo entonces un gesto señalando al animal y la vaca murió de golpe. El asombro fue general. Alguien le dijo a Krishna:
-No lo comprendo. A todas estas personas que son ya tan ricas les prometéis más riquezas y a éste, que no tiene más que una bestia, ¡se la quitáis!
-Veréis, es que la vaca de este hombre era la única cosa que le separaba de mí -repuso Krishna.


Del libro, La sabiduría de los cuentos de Alejandro Jodorowsky



sábado, enero 17, 2015

La eternidad, William Blake



Joven madre con niño dormido, Perrault


          La Eternidad

    Quien a sí encadenare una alegría
    malogrará la vida alada.
    Pero quien la alegría besare en su aleteo
    vive en el alba de la eternidad. 



jueves, enero 15, 2015

El papa ya no es Francisco, ahora es sólo "Paco el del puño"...





Mientras comía frente al televisor, -actividad desaconsejada por los nutricionistas- he escuchado estas palabras del papa Francisco. En ellas no justifica, pero sí parece motivar el atentado de París. Lo explica como una reacción frente a las irrespetuosas caricaturas de Mahoma. Incluso llega a compararlo con una presunta falta de respeto hacia su madre a la que él repondría con un puñetazo. Posteriormente añade que los cristianos también tenemos guerras religiosas tras nuestras espaldas, por lo que no deberíamos dar lecciones.
Reconozco que hasta hoy tenía una buena opinión sobre este argentino, pero lamento decir que ésta se ha derrumbado tras escuchar estas declaraciones.
Parece no entender el problema. Parece no darse cuenta de que el motivo del asesinato no han sido las  caricaturas. ¿Qué caricaturas estuvieron detrás del 11-S, o detrás del 11-M?
Se trata de unos terroristas que el año pasado asesinaron en Irak, Siria o Nigeria a miles de cristianos por el mero hecho de serlo. Se trata de unos terroristas que esclavizan a las mujeres, venden a las niñas y asesinan a cualquiera que se salga de su concepción extremista del Islam.
Paco, si cerramos la revista Charlie Hebdo, posteriormente asesinarán a judíos. Si los judíos se marchan de París, asesinarán a los homosexuales. Cuando no queden homosexuales, atentarán en las iglesias parisinas, y así hasta implantar un estado Islámico del terror en Francia, Alemania, España y el resto de países  occidentales; ya que ese es su objetivo final.



sábado, enero 10, 2015

¿La desigualdad es una injusticia?



Susana Díaz (presidenta de Andalucía)


Estoy siguiendo una entrevista a Susana Díaz y acabo de escucharle una frase que creo que es estúpida, demagógica y perversa:

"La desigualdad es una injusticia"

Un chaval de ocho años ya sabe que no hay dos personas iguales. Hay personas más inteligentes que otras. Hay personas más trabajadoras y personas menos. Ahorrativas y derrochadoras. Valientes y cobardes. Responsables e irresponsables. Por todo lo anterior, es imposible que exista igualdad entre los ciudadanos de una nación. Ni es posible hoy, ni lo será nunca, señora Díaz. Lo que sí que debería promover un gobierno "justo" es una igualdad de oportunidades, es decir, una educación igualitaria y gratuita, para que todos sus ciudadanos comiencen su desarrollo vital desde un mismo punto de partida. Pero yo no deseo un país en el que todos sus habitantes tengan lo mismo. Yo quiero un país en el que cada uno tenga lo que se merezca. Garantizando, eso sí, unas condiciones mínimas de vida para aquéllos que no puedan alcanzarlas por sus propios medios. Eso es lo justo.