Seguidores

domingo, septiembre 22, 2013

Incomunicación





La cabra se aproxima al perro y le dice - "beeeee, beeeee". 
El perro se encara con ella y le espeta - "guau, guau".
A continuación ambos se enzarzan en una brutal pelea de cuernos y caninos.
El pastor decide intervenir para intentar poner fin a la pelea haciéndoles ver que, seguramente, se ha tratado de un malentendido.





1 comentario:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

La actitud del pastor fue muy altruista y le salió bien. Pero entrometerse en una pelea ...
Feliz tarde.