Seguidores

viernes, junio 13, 2014

Campo de batalla






Bajo las ramas que arrancó el viento
bajo la tierra depositada por la costumbre
bajo la roca sin principio ni fin, redonda y fría,
busca el gusano su alimento.


Dará con la mano del guerrero enterrado sin honores
como son enterrados los valientes
con prisa y oraciones breves.


Dará con el caballo del cuello quebrado y la boca abierta 
que intentó inspirar la última bocanada de aire 
pese a llevar muerto mil guerras.


Lamentará el gusano su suerte mientras traga inapetente
bajo las ramas
la tierra 
y la roca.

2 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Perfecta descripción del camino hacia la nada, mimarzgz.
Precioso, cruel y oportuno, poema.

mimarzgz dijo...

gracias, Enrique.