Seguidores

lunes, enero 06, 2014

Pesado Karma







He decidido traer este vídeo en el que el periodista Cake Minuesa anima a setenta terroristas que acumulan más de trescientos asesinatos a pedir perdón, para describir algunos aspectos que me han llamado poderosamente la atención.

Fijémonos es la imagen que muestran sus rostros. Siempre se ha dicho que la cara es el reflejo del alma o, como dice un amigo mío: "a partir de los cuarenta años cada uno tiene la cara que se merece".
Os invito a parar la imagen del vídeo y observar los semblantes fanatizados, sus miradas perdidas, o la tensa contracción de alguna mandíbula. Podemos, incluso, aventurarnos a distinguir a los psicópatas de los que no lo son.

Me ha impresionado también la sonrisa aviesa de la joven rubia que "invita" a Cake Minuesa a abandonar la rueda de prensa. No sé vosotros, pero yo no desearía tener una discusión de tráfico con semejante espécimen. Siempre que veo a un fanático de tan corta edad, me pregunto en qué momento de su infancia o primera juventud decidió que el asesinato de un semejante puede estar justificado por unos "ideales" identitarios.

He decido titular esta entrada como Pesado Karma, ya que ya pueden observarse los efectos del daño causado en gran parte de los asistentes al aquelarre terrorista, especialmente al escuchar las palabras de Cake, que les ha puesto frente al espejo de su infamia.

Salvo el grupo de psicópatas -que los hay-, el resto de los presentes, con el transcurso de los años,  pagará los crímenes cometidos con una condena más implacable que la que les ha impuesto la justicia española. La sombra de los trescientos cadáveres ocupa un rincón indeleble en sus cerebros y se abrirá paso en el momento menos esperado. Lo hará con pequeñas explosiones que irán dejando secuelas. 

Triste existencia la de los setenta fotografiados: nacer para asesinar y traer dolor a otros hombres. El tiro en la nuca y el coche bomba es el "heroico rastro" que han dejado estos gudaris de pacotilla.

1 comentario:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Bravo, mimarzgz. ...
"Triste existencia la de los setenta fotografiados: nacer para asesinar y traer horror a otros hombres."