Seguidores

sábado, julio 11, 2015

La mosca, el ámbar y el pólen

















La noticia del hallazgo de una mosca atrapada hace ciento tres millones de años en una gota de ámbar  y con restos de polen en las patas, me ha vuelto a sumergir en una idea que me obsesiona.
¿Qué sentido tuvieron los millones de años anteriores a la llegada de la primera criatura capaz de observarlos, de sentirlos y de cubrirlos con su consciencia? ¿Acaso no somos los humanos esa primera criatura dotada de consciencia?
Posiblemente se pueda pensar que mi error es poner al hombre en el centro del universo. Pero no es así exactamente. Lo único que me importa es la consciencia o el alma -como la llaman otros-. Creo que sin nuestra mágica percepción de la realidad, ésta carece de sentido. No puedo siquiera concebir un universo sin observador.



3 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Buen artículo ... con tu permiso, me lo llevo y reblogueo: https://etarragof.wordpress.com/2015/07/12/el-grito-en-el-cielo-la-mosca-el-ambar-y-el-polen/

RECOMENZAR dijo...

buen texto

mimarzgz dijo...

Gracias por leerlo (observarlo) y por vuestros comentarios ;)