Seguidores

miércoles, noviembre 05, 2014

Desvivirte






Empujar con tus manos la espiga hasta volver a meterla en su semilla
absorber los meses de lluvia con papel secante
desenterrar la simiente
sellar el surco
caminar hacia atrás hasta llegar a tu casa
desayunar frente al alba y su escarcha.

Charlar con tu hijo de hombre a hombre
contarle el cuento de antes de dormir
mecer su cuna
escuchar estremecido el primer llanto en brazos de su madre.

Comprometerte con ella
descargar, arremeter, acariciar, temblar, prometer
enamorarte, conocerla.

Dejar de crecer
crecer, reconocer, descubrir
jugar
hablar
caminar
llorar
ver
oler
nacer.





3 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

La increíble historia de benjamín Button.
Buena bloguería, mimarzgz.

mimarzgz dijo...

Gracias Enrique. El origen del poema, como en otros casos, fue una imagen. Son imágenes que me vienen a la cabeza de forma involuntaria. En este caso consistía en una visión de mí mismo arrodillado en un campo de cultivo empujando una planta con mis manos para volver a meterla en la tierra.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Perfecto, mimarzgz. feliz noche.