Seguidores

lunes, mayo 18, 2015

Recuerdos






Alcanza el primer recuerdo que pase frente a ti
mídelo
tállalo
y guárdalo hasta ver otro recuerdo despistado
que capturar
que medir
que tallar
que guardar
y espera de nuevo.

Imagina la luna mancillada con las saetas de un reloj.
Siéntate bajo su sombra y contempla como saltan los
segundos sobre ti.
No rechaces al que se te mete en la nariz
ni al que te ha producido una arcada.
Son mensajeros, cornetas de un desfile
anunciando la llegada de nuevos recuerdos.

Atento,
ahora llegan agrupados surcando ráfagas de viento
recoge el mayor número posible
y mídelos
tállalos
y guárdalos.

Sonríe,
pronto llegará la lluvia de clavos
y podrás sacar todos los recuerdos guardados
con los que fabricar un armario donde esconderte.








2 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Bien, mimarzgz, bien.

mimarzgz dijo...

Gracias Enrique. Sigue el duelo.