Seguidores

sábado, diciembre 20, 2014

De repente la niebla





De repente la niebla.

Ser consciente de que todo depende
de las finas gotas
y del eco del túnel sin Dios, sin ti.

Los pies hundidos en gelatina.

Lo ojos conformados con escuchar.

Notar el pecho cayendo al vacío infinito
girar, flotar.

Notar la burla del tiempo:
señor de tu desnudez

Olvidarte del orgullo que planea sobre
tu caída, como piel mudada.

De repente el sueño.





4 comentarios:

Pitt Tristán dijo...

Bien bueno.
Un fuerte abrazo, también en Navidad.

Pitt Tristán dijo...

Bien bueno.
Un fuerte abrazo, también en Navidad.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Feliz navidad, mimarzgz y, ah, ya sabes, no dejes de escribir nunca.

mimarzgz dijo...

Feliz Navidad y un abrazo a los dos.