Seguidores

domingo, mayo 25, 2014

Sin asomar la cabeza



Hace más de un mes que el topo no asoma la cabeza. Da igual la luna que haya. Tampoco importa el clima. La causa de su falta de exposición a la intemperie hay que buscarla más adentro. Ni siquiera se encuentra en sus dominios subterráneos. Digamos que la lleva consigo allá adonde vaya.

3 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

te añoraba, mimarzgz

mimarzgz dijo...

Muchas gracias por tu fidelidad, Enrique.
Un abrazo,

Enrique Tarragó Freixes dijo...

A mandar, mimarzgz, para eso estamos, para apoyar la calidad en la Red.