Seguidores

martes, marzo 20, 2012

DAMA COME ALFIL

Algo insólito sucede sobre el tablero. Ante el estupor del rey negro, su dama emprende un ataque sobre el alfil que, consciente del peligro que le acecha, intenta ponerse a salvo. Esta egoista maniobra evasiva ha expuesto a sus compañeros a la voracidad y potencia de la reina. Sin embargo ésta ignora a los atemorizados, mientras no quita ojo al alfil. Rápidas diagonales. La bestia tras el diestro; el tablero es un coso. Los aplausos se intuyen. El miedo huele. Trágica danza. Quiebros. La suerte está echada. Silencio. Acorralado, el alfil expone su piel. La excitada reina hace presa. Banquete caníval. Los dientes rasgan al malogrado que muere sintiendo ardor bajo la cintura.
Nunca más podrá nadie jugar una partida de ajedrez con esas piezas. Yacerán dispersas en un vertedero municipal, contando una extraña historia a quien desee escucharla.