Seguidores

jueves, febrero 09, 2012

BRUNANBURH, 937 A.D.- Jorge Luis Borges




Nadie a tu lado.
Anoche maté a un hombre en la batalla.
Era animoso y alto, de la clara estirpe de Anlaf.
La espada entró en el pecho, un poco a la izquierda.
Rodó por el suelo y fue una cosa,
una cosa del cuervo.
En vano lo esperarás, mujer que no he visto.
No lo traerán las naves que huyeron
sobre el agua amarilla.
En la hora del alba,
tu mano desde el sueño lo buscará.
Tu lecho está frío.
Anoche maté a un hombre en Brunanburh.

3 comentarios:

Pitt Tristán dijo...

Este si que es un blog serio, literario e instructivo. Tú si que eres buena gente.

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Si, confirmo, en mi modesta opinión, la que arribe se suscribe desde tan acreditado comentarista.

mimarzgz dijo...

Gracias