Seguidores

sábado, junio 06, 2015

Parentescos






En Darlemdia los abuelos pasean de la mano de sus nietos. Éstos les cuentan la vida que van a tener: Las guerras en las que pelearán, las mujeres a las que amarán, sus trabajos, los accidentes de los que deberán reponerse, sus militancia políticas, sus hijos, etc. Los abuelos escuchan atentos esas historias con los ojos fijos en las caras de sus nietos para no perderse el más mínimo detalle. Para todos los abuelos de Darlemdia sus nietos serán unos héroes. Es muy emotivo observar cómo presumen los niños de sus abuelos cuando se cruzan en el parque con otro niño paseando a su abuelo. En los tórridos veranos de Darlemdia los abuelos saborean unos enormes helados de dos sabores, mientras sus nietos permanecen atentos con las servilletas de papel para evitar que se manchen las camisas. En los gélidos inviernos de Darlemndia los nietos obligan a sus abuelos a abrocharse los botones de los abrigos y a colocarse el gorro de lana. Es para los padres un alivio saber que mientras ellos están trabajando pueden dejar a los abuelos bajo la protección de los nietos.



2 comentarios:

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Genial ... metafísicamente genial.

mimarzgz dijo...

Muchas gracias, Un saludo,